El Papa, graffitis y el poder



El nuevo secretario de cultura de la Municipalidad de Rosario, se llama Horacio Rios.

Horacio pertenecía al grupo graffitero "Los Eccos de Umberto" y yo uno de los co-fundadores de "Los Genioles", cuando en 1987 decidimos hacer una movida de resistencia "cultural" en las calles de Rosario al saber que el Papa visitaría nuestra ciudad.

Los Eccos venían de comunicación social, algunos a punto de recibirse ( Otro Ecco conocido es Gerardo Rozin, hoy conductor de programas de TV en BSAS). Nosotros mucho más pendejos, yo arrancando la facultad y el resto de Los Genioles en la secundaria. También estaba la agrupación "La Malaleche"

Por todos lados había carteles con la foto de Juan Pablo II y el lema "Viene el Papa. Viene Cristo". La movida mediática era aplastante

Los 3 grupos acordamos pintar en las calles "Se va el Papa?. Se va Cristo?", ironizando el mensaje reduccionista de los carteles y pidiendo, indirectamente, que no nos dejen solos con el diablo.

Esas noches fueron adrenalínicas, pintamos hasta en las paredes del Arzobispado mientras 2 policías dormían en el móvil, que lo vigilaba.

Vendimos gorras del Papa, no dormimos mucho, la pasábamos muy bien, los aerosoles te manchan los dedos y delatan tus actos, la policia nos paraba y nos preguntaba que hacíamos en las calles.

Uno cuando es joven detesta todas las instituciones que manejan poder, sin entender que las organizaciones están constituidas por personas. Y que ellas son solo cascaras protectoras y de resonancia, de nuestras acciones.

Ahora Horacio es la máxima autoridad gubernamental de cultura de Rosario. Ahora nosotros estamos en el poder.