En un avión - uno


La mente afectada genera
sentidos imperceptibles.

El corazón afectado diluye el
paroxismo de la inevitable
fatalidad.

Las manos afectadas crean
artefactos que ayudan a
nuestras
mentes corazonadas
y amasan nuestros
corazones
mentales.