La vida de la muerte


La muerte, nada
en su nada
de nada,
en todas nuestras
absolutas noches

Pero después de
ese nado plano
y
negro..
en un
imponderable
instante
de su distracción,
se lastima,
se agota,
se ahoga,
de a ratos,
para siempre,
siempre,
ceder y
tener
espasmos
genésicos
de vida

Así es la
muerte, de
a ratos
escupe
viva
vida
y vuelve
a iterar
su ciclo.