Seis horas

Dos horas escribí
Dos horas luego lloré
Dos horas solo dormí