La niña

El deseo en sus ojosruborizó todas las
éticas humanas
Ya no habría
guerras díscolas,
hambre asesino,
ni perversiones
sexuales
La niña santa
deseaba con
pasión inhumana
todas las
poesías
escritas

En sus ojos
se escribía
nuestro
futuro