A solo 200kms de mis humedales

Hoy.  


No sé que me
pasó hoy.


Salí de ahí
sin esperar
salir y
la gente
estaba desgastada,
agrisada de
ser tan gente.

Quise decir
mi nombre y
no me salió, tuve
que escribirlo
sin saber
leerlo.

Hice los
mandados y
decenas de
llamados.

Desenrosqué
mi cabeza, ahí
donde se afloja,
a la altura del cuello.

La puse en la
silla roja
casi con
dulzura gay.
Por arriba,
metí el
brazo
izquierdo
hasta la altura
de los pulmones.

Saqué una
bolsa de
arena
húmeda
y un papel
de Rhodesia dorado
que 
decía…

No se que me
pasó hoy.
Salí de ahí
sin esperar
salir y
la gente
estaba desgastada,
agrisada de
ser tan gente.

Quise decir
mi nombre y
no me salió, tuve
que escribirlo
sin saber
leerlo.

Hice los
mandados y
decenas de
llamados.

Desenrosqué
mi cabeza, ahí
donde se afloja,
a la altura del cuello.

La puse en la
silla roja
casi con
soberbia gay.
Por arriba,
metí el
brazo
derecho
hasta la altura
de los humedales.

Saqué una
bolsa de
arena
seca
y un papel
de Rhodesia
dorado
que decía..

Y vos a 200kms
de aquí
con el dulce diablo
entre las piernas