Por qué no vacas?

Por qué no es común ver cientos de vaquitas de peluche, cuando no son tan violentas como los osos, lobos o lejanos como los elefantes? Incluso ellas son más cercanas a nuestra cultura sedentaria, adheridas a la figura materna al brindar leche y amamantar a sus terneritos

Simple, porque nos las comemos. Y a los niños no se les debe causar esa angustia del devorar lo amado