Sobre Boff

Leonardo me miró y le habló
a mis hijos, y a los hijos
de mis hijos.

Federico, nada es en vano.
Nada es preciso

Cenamos juntos. El, su mujer y su
inquietud por lo que habrá
después de su muerte.

Yo silenciado,
escuchando
atento al
mundo
y a su Dios

En Cdba hace algunos años