Qwerty

El,
anoche
como todos
los que no
pueden demorar
la verdad,
pudo desmarcarse
del viento y
murió ahí nomas
de
tanta
felicidad