Boca

Mi boca
es mi última
trinchera