Azar 3

No se trata
de defenderse
del azar variable, ni
siquiera de esquivarlo;
sino tener la
capacidad de fijarlo.

A partir de la fijación
de azar se construye
devenir y se traza
verdad