En los cielos de Constantinopla

En un
vuelo,

caí en mi
cuerpo,

lo sentí
habitado
de mi

La mente
se esfumó
y fui
vívido
en vida