desentir

Sentir viento de tiempos dulces
sentir 6 años pasados
sentir los millones de billetes falsos
sentir el ruido de la campana del show del capitalismo público
sentir lo que no fue, ni nunca será
sentir el recuerdo vivo y caminado de los árboles insanos de Montevideo
sentir la colmena colapsada
sentir la hibridización de lo que estamos cocreando
sentir la tarde en este lugar y que tus hijos son hombres
sentir el cambiar de caras,  de mares y amares
sentir los vivos mensajes otra vez fluir y esa misteriosa adicción-vida
sentir lo falaz de los espejos
y saber, también desentir..
Porque nadie lo ve pero tampoco
nadie lo impide. 

Cuando las historias
nunca se repiten, sino que se
suceden,  el destino sutil
solo está en nuestros ojos