Ser alimentado, ser afortunado

IHoy almorzando solo, mirando mi plato, me dí cuenta de lo sagrado y amoroso que es el acto de comer.. para ser más precisos de ser alimentado.

Comprendí que cada bocado que me llevaba a la boca era el resultado de un complejo y largo ciclo del cual contribuyeron miles de personas, circunstancias, causas/efectos, recursos naturales y artificiales para que yo pueda alimentarme..

Estoy seguro que ninguno de los participantes y responsables de esa cadena invisible pero real, para que yo me alimente, lo saben;pero yo ahora lo he comprendido  y eso es lo que importa..

Recomiendo cada vez que te llevas un alimento a la boca o bebas para saciar tu sed pensar en esto y agradecer profundamente la posibilidad de disfrutarlo y apropiarlo para seguir vivos.  Somos afortunados!