Declaración de amor

No soy las expectativas, 
ni deseo ser la ensoñación 
qué siempre de la mano
 del irreductible tiempo defraudan

No soy un bien consumible ni tranzable

No soy un proveedor de bienes (ni males)

No soy la razón de ser de nadie (ni mía) 

No soy previsible, porque no me estanco

No soy deudor ni culpable por las cosas que nunca fueron

No soy la ilimitada fábrica de satisfacciones de otros

No soy los roles que nunca solicité

No soy una útil etiqueta, ni ladrón de tu tiempo

Lo que soy, si lo doy, es solo porque amo y crezco.

Todo el resto lo devuelvo 
con un agradecimiento de profundo corazón,
ya que no me pertenece