Elipse del adiós

Tal vez
sepas
que nadie de nosotros
se salvó de la
existencia atróz

Y cuando todo vuelva
a ser 
como las piedras son
ya no estaré aquí

Hay trazas mías 
en vos
y tuyas 
en las mareas
de la próxima humanidad

Sin desesperar
cruzarás esta
dulce vida y nos
volveremos a 
elipsar 

Ya no será tiempo
de doblar ni de caer