12.6.04

Primero Pasos en RSE




Existen dos formas de incorporar en la agenda de la empresa, los conceptos de RSE. Una es respondiendo a la presión externa de los públicos interesados , generalmente la comunidad, bajo un modelo de coerción actuando con poco control y de manera reactiva a alguna situación de conflicto; buscando la licencia para seguir operando...

La otra forma es a través de la convicción del directorio y del management de la empresa, percibido en muchos casos como una sensación de presión interna o bien del convencimiento de que la organización está fuera de escala con la realidad cotidiana. Como decía Adam Smith, "No puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados". Este es el caso ideal donde acciones, ideas, procesos y programas de RSE pueden planificarse bajo un pleno control de fases y tiempos que la misma empresa se autoregule.

Entonces, si llegamos a esta instancia por convicción lo primero es conocer el abanico de posibilidades que la empresa tiene para lograr impactos y resultados entre sus públicos interesados ( proveedores, consumidores, comunidad, estado, público interno y medio ambiente) utilizando como método la búsqueda de la “ética de la responsabilidad”.

Algunos principios rectores a tener en cuenta para desarrollar un programa de RSE son:

Ubicación en el ADN y orientación estratégica , de ser posible reveer en forma crítica la visión de la empresa, observando si la misma busca equilibrar sus acciones, abarcando conceptos que incluyan/articulen a la mayor parte de públicos interesados. Como también la declaración y puesta en práctica de valores a través de idearios que acerquen la visión a la misión o códigos de ética democráticos y abarcativos (para el management, socios, accionistas, empleados..)

Visión de integralidad, Cuando se planifica las acciones de RSE pensar en todos los actores en juego, en el contexto, en lo global y lo local, en la complejidad de las interrelaciones y en el feedbak buscado, entre otros. No caer en solo poner "curitas" o visiones reduccionistas a los problemas.

Ritmo y gradualidad, Es recomendable no querer hacer todo de golpe, el cambio lleva tiempo, sobre todo lo que respecta al cambio cultural, que debe ser transmitido de arriba hacia abajo, pero con la participación abierta de todos los niveles de la empresa. Es preferible que el programa de RSE tenga un ritmo lento, pero evolucionante y no el vértigo impuesto por metas incumplibles o irreales.

Conciencia de equilibrio y de triple creación de valor, La incorporación de RSE en la empresa, es un nuevo método, el cual nos ayudará a recorrer un camino que no tiene fin, y a redefinir constantemente el mismo método que utilizamos, por lo tanto es imprescindible tener como brújula (misión y visión) la sustentabilidad y la creación de valor en lo económico, en lo social y en el medio ambiente.

Modelo de gestión, con el tiempo y en forma gradual las prácticas de RSE se deberán incorporar en los modelos actuales de gestión, transformándolos en modelos sensibles a la realidad, donde la búsqueda de sustentabilidad, creación de valor cruzado, y la interacción con los públicos interesados en contextos inciertos; les permita resolver problemas concretos del día a día y al mismo tiempo visionar el largo plazo, a través de acciones responsables y cargadas de equidad.


Federico Seineldin, junio-2004

Nota: Para mayor información al respecto, recomiendo leer el manual de primeros pasos del IARSE
Este artículo está bajo una licencia Atribución de Creative Commons.
______________________________________________________