5.3.10

Enconados

El niño vivía enconado dentro de ella
Se le había metido a través de un soplo de locura, cuando fue leído de aquel libro
Desde es momento con-vivieron siempre, compartiendo el volumen de los días ya idos, en el borde de lo diario.


El niño creció.


Solo alguna noches ella se desnudaba y enconaba en el.
Y vibraban, muy mucho, vibraban acompasados, sin moverse.