18.3.10

Mis colores


Tengo colores
sin nombres
guardados
en mi cabeza.

Colores
descoloreados,
mutantes,
carentes de
sentido, difíciles
de retener.

Como un buscador
de patrones
me sumerjo
dentro de mi y
los intento
clasificar
solo por su olores o
formas.

Colores
perrunos,
perturbados
por mis
defectos
innatos.

Herencia
maldita y
dulce
cual lobizón
domesticado

Siempre
acelero ante
la luz blanca,
alterada luz
que algunos
confunden
con el
color mis
ojos
marrones.