5.3.10

La cadena de KuQ


Entre
el fin de los tiempos
y tus ojos
encuentro una
cuerda de
sentido,
a mi entrópica
fragilidad
pero,
vital
universo
interno.

En tus ojos
entré
una noche sin querer
ni quererte..

Penetré
tu espera
que yacía abierta,
al azar descuidada
ya en la palma
de
mi mano
protectora

Luego.
Esos
instantes de
ojos
fueron
nuestros,
como
pulsión de
una voraz
Supernova
que sabe mejor
brillar que
preguntar por
su origen o el
como.

Como todo
ubicuo
Universo
todo
lo ve (am or),
contiene
y transforma.

Nunca en los fines
hay pérdida,
jamás espera.

Cuando,
sin cuidarme,
beso en tus
sueños
esos ojos
llenos de
ti