30.4.10

La vida de un sur realista


Parí
de luz
oscura
un vientre
dulce de
flores niñas

Crecí
arbolando
nubes
sopladas de
tantos mimos
niños

Morí
sin ver
el ruido
borde que
pulula en
los ojos de
tus pájaros
eléctricos