30.4.10

Sin cuerpo


Oigo luces dulces por mi pico
de piedra

Veo olores estridentes por las alas
de mi río

Olfateo imágenes rancias por mis ojos
de pájaro

Pero mi corazón, si, mi corazón
está locamente cuerdo,
guardado ante tanto
sosiego colgado
de este vuelo

Y mis pies, si, mi pies..
ya no están.

Hoy vuelo.