11.4.10

Y mastico soles


Cuando
el suelo murmura versos,
las puertas respiran
agitadamente
y los techos
me observan
pensar.

Abro la
ventana.
Desesperadamente
salto por el
balcón.

Vuelo un
instante rebasado
de tiempo
por
arriba de
las copas,
como nubes. 

Mastico soles.

Para luego
volver
a mi casa
estallada
en silencio.