28.10.10

De cadáveres y neo-natos


Cuando dejaremos de
ser una sociedad
cadavérica, para
pasar a ser una
sociedad del neo-nato?
Una sociedad con
proyecciones en su devenir, con
esperanza vital, en el
porvenir; en lo
inesperado e
inconcebible.
Hay a caso
algo más inesperado
que la regeneración
de la vida,? O menos
determinístico, esperado
y anunciado que
la muerte? Que todo
lo entropese..
Cuanto más honremos
la vida, más
honraremos
a nuestros muertos.
A la inversa,
no funciona.
Es solo
un morboso
oximoron