9.10.10

En el fin del mundo

En el almacén de ramos generales
me cansé de pensar y prendí un vino.
Otros, se han quedado
pensando por tan redondas
historias de otro
cuentista del norte.
Sorprenden los pedidos de ayuda,
las fotos con adolescentes y
los agradecimientos
ante puras
palabras contadas (sin numerar)
Otro entrame de esperanza,
de esperas largas y
fines inciertos,
En el fin del mundo,
me cansé de pensar y escribí esto.
(Mientras escuchaba Magic and Loss de Lou Reed)