13.11.10

El puente

Siempre estaba ese puente.
Conectaba su pecho
con la mirada de los perros.
Perros de la calle, perros de paja,
desrazados y malparidos.

Pero esa noche,
sin razón,
como puro acto de fe
el puente se le
incrustó en el corazón.

Todos los perros entraron
corriendo y el fue
Jaula tibia.