23.7.12

Yo percibo, yo me acurruco

Lo que percibimos, nombramos y definimos nos
brinda tranquilidad
dado que limita
y recorta la inmensidad
del vivir y de nuestra libertad