19.6.16

Ser humano, Ser padre

No hay como
sentir la sangre propia
correr por otro cuerpo

Saber del cableado y
fluidos de vida que
se cruzaron en el
milagro del tiempo
y de las inciertas
posibilidades. Y a partir
del hecho, y a lo largo
de la vida toda, acompañar
de manera amorosa
soltando la diligencia y
mágica construcción
de cada individualidad

Trascender por los
ojos santos, incrédulos
y jóvenes de mis hijos..

Tal vez todo esto y
mucho más que aún
desconozco,
sea tratar de entender
que es ser humano
que es ser padre..