5.11.17

A mis hijos

Enfocarse en la intención y no en los resultados, nos hace mejores personas y mejores padres.
Los resultados no dependen sólo de uno, cada uno hace su propio viaje (como quiere/puede), pero la intención es siempre de uno y sólo uno sabe lo genuina que puede ser..